Tiempo de elegir


Elecciones 2021

“La democracia consiste en poner bajo control el poder político”.
Karl Popper

 

Las elecciones están a la vuelta de la esquina. La elección más grande en la historia reciente de México y una vez más se pondrá a prueba todo el andamiaje electoral que dicho sea de paso ha estado marcado por la pandemia. El trabajo de organización y capacitación electoral para integrar a las y los funcionarios de casilla ha sido un reto titánico, dada todavía la apatía para participar en la vida democrática desde la ciudadanía. El hecho es que ya están las condiciones para realizar la elección este domingo 6 de junio de 2021. 

La política que esta en juego es el seguir dando valor a sistema de partidos de partidos políticos y a la democracia electoral. El problema es que en las últimas décadas se ha ido afinando todo el proceso electoral, se han hecho ajustes y reformas legales en lo que podemos llamar derecho electoral para garantizar la imparcialidad, objetividad, la certeza, la equidad y la transparencia de las elecciones que ha sigo la bandera de trabajo del IFE en su inicio y de ahora INE. De las pocas instituciones que han hecho trabajo de fortalecimiento institucional y han desarrollado un modelo de profesionalización a través del Servicio Civil de Carrera es el INE y el actuar en cada elección ha demostrado la confianza que la ciudadanía tiene en la organización y realización de las elecciones. 

Sin embargo, el actuar de los partidos políticos en las esferas de acción que les compete va dejando que desear. La confianza de la población en la política, en los partidos políticos, en las y los legisladores, y la mayoría de las instituciones del estado, tanto a nivel federal, estatal y municipal esta por los suelos. No hay credibilidad en la política y eso es un punto que pone en fragilidad el sistema electoral y la democracia representativa, dado que una de las expresiones que tiene la falta de credibilidad en los partidos políticos es el abstencionismo. 

Se estima que en las elecciones intermedias el porcentaje de participación en las urnas es inferior al 50% y esta elección se estima que estará en ese rango del 45 al 50% en el mejor de los casos. Es importante indicar que los jóvenes, hombres y mujeres que tienen entre 18 y 29 años de edad son el grupo poblacional más grande que pudiera participar en las elecciones, y sin embargo en el comportamiento electoral en elecciones estatales en los años reciente muestra que tienen una gran apatía para ir a votar. Eso es un indicador muy importante que los partidos políticos no ha querido ver y no han desarrollado acciones para dar a conocer sus programas, sus principios y sus estatutos antes de las elecciones y que muestra también que no hay un trabajo de formación política de sus cuadros y de sus militantes, esto hace que, la política sea ajena a la juventud confirma su poco interés en la jornada electoral y en el involucramiento en los asuntos de interés público que le afectan o les pueden importar. 

Así, las elecciones de este 6 de junio han estado enmarcadas en la situación de la pandemia, pero lamentablemente las campañas políticas en la gran mayoría de los casos se desarrollado sin considerar las consecuencias de la pandemia. La ausencia de propuesta para atender los efectos que el Covid-19 ha generado en los diferentes ámbitos y dimensiones de la vida pública y privada en la personas, familias y comunidades y sus efectos en la educación, la salud, el empleo, y la calidad de vida es una constante y la retórica de las campañas se centra en marketing político electoral de recordación de marca y en las estrategias de regalar obsequios y todavía en muchos casos haciendo acciones de compra y coerción del voto, que dicho sea de paso son delitos electorales.

Habrá que ir a votar el 6 de junio y elegir. Aquí va una mínima guía para elegir de la mejor manera posible y ejercer el derecho a votar.

Se puede hacer un voto racional que significa que se hizo una valoración de candidatos, partidos y propuestas y que se puedo tener acceso a la información necesaria y tener el tiempo para discernir y razonar el voto, que sería lo ideal en una democracia sólida y madura, con procesos permanentes de educación cívica y política. 

Voto estratégico, esto es, poder hacer un ejercicio para tomar en cuenta qué espera de un candidato o candidata y que posibilidades reales tiene de ganar de acuerdo a sus preferencias de partido y tomando en cuenta sus afinidades ideológicas y afectivas.

Esta el voto sincero. Esto es, tomando como referencia sus afinidad ideológica y afectiva y la coincidencia que tengan con el partido político o el candidato o candidata. 

Se puede hacer una elección combinación entre voto racional y sincero, esto es cuando hay coincidencia de las razones y preferencias ideológicas y la utilidad esperada con el partido y las y los candidatos.

También esta el voto útil que es una combinación entre racional y estratégico y cuando se vota por otras opciones con tal de vencer a la opción menos deseada.

Podemos hacer a demás un voto diferenciado, estos ejercer nuestro derecho distribuyendo en diferentes opciones de partidos y candidatos, así, se puede votar por cada formula o por el tipo de elección federal, estatal y municipal, usando los criterios anteriores para orientar el voto en particular.

También esta la opción de anular el voto. Esto implica acudir a las urnas para anular o  cancelar las boletas electorales, como una expresión de descontento ante la oferta política de las y los candidatos y de los partidos políticos, a la vez de dar la señal clara, de que se confía y se cree en las elecciones democráticas como una forma de participación cívica y pacífica para buscar los cambios necesarios en el gobierno y en las instituciones legislativas, pero no en el contenido de las campañas o en los perfiles de las y los candidatos y aún de todos los partidos políticos.

Habrá que ir a votar el próximo 6 de junio. Nos toca decir lo que queremos y fortalecer la democracia que por ahora tenemos, una democracia que debemos ir mejorando todavía en muchos sentidos.

Previous La Telepatía, el conector mental.
Next Notifican la desaparición de Tomás Rojo, líder que encabezó "la guerra por el agua" en México.

No Comment

Deja un comentario