Día normal…pese a la alerta del COVID-19.


Nadie está preparado para recibir el golpeteo del virus que acecha al aire mexicano, aunque el gobierno de México insistió que el virus del Covid-19 no es tan grave y que se cuenta con la infraestructura, las medidas sanitarias y sociales para evitar su propagación, lo cierto es que la realidad es otra, ya que las autoridades federales no estaban preparadas para recibir la pandemia.

El avance de la pandemia ha sido respondido con una catarata de medidas por parte de los países más afectados. En Europa, actual foco de la enfermedad, tardaron en despertar de un cierto optimismo inicial, pero tras el estallido de la pandemia se optó por los cierres de fronteras, cuarentenas; y ahora si, las declaraciones de emergencia mundial.

Países latinoamericanos como Argentina, Colombia o Brasil también han impuesto acciones de cuarentena y han restringido el movimiento exterior. Mientras que en China, origen del virus, impuso rápidamente las estrictas temporadas de confinamiento de la población y suspensión comercios, transportes y practicante cualquier actividad.

En México sin embargo, las autoridades habían optado por alargar la paciencia. El protocolo se limitaba a las recomendaciones de “guardar sana distancia” y evitar aglomeraciones, hasta que la OMS hace unas semanas, declaró al COVID-19 como pandemia.

La Secretaría de Salud (Ssa) reveló el primer caso de Covid-19 , se trataba de un mujer de 71 años de edad que llegó de España y nunca fue revisada en el aeropuerto, los resultado del COVID-19 llegaron un día después del fallecimiento de María Martha; desafortunadamente, su caso ha destapado crudas realidades del sistema de salud nacional.

El Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) aseguraba tener protocolos de detección de pasajeros enfermos, como: cámaras termográficas que checan su temperatura, seguimiento de viajeros que vienen de lugares con grandes números de pacientes y un sistema de detección temprana durante los vuelos.

Martha comenzó a tener síntomas graves,  al día siguiente de haber cruzado por el aeropuerto sin ninguna dificultad y Rafael, esposo de Martha, relató que la tragedia comenzó justo en el aeropuerto donde no hubo control de seguridad sanitaria:

La gente de seguridad aduanera, sin cubrebocas, sin guantes. 

Se conoció que México y Nicaragua son los únicos de la región que no cerraron fronteras, aéreas ni impusieron restricciones a la entrada de viajeros por avión. Tampoco anunciaron cuarentenas obligatorias ni toques de queda.

Esto, pese a las críticas recibidas por algunos expertos y parte de la población, que mira con recelo lo que ocurre en otros países y se pregunta por qué sus gobernantes no adoptaron también este tipo de iniciativas.

Los reclamos por permitir la realización de eventos multitudinarios como el pasado Vive Latino, de realizar una política de austeridad en el sector salud, y de no informar a la población con datos “Transparentes”, ver a personas en la calle paseando con pocas medidas sanitarias nos ponen en una balanza de duda.

Para lograr una protección efectiva a la población mexicana debemos intensificar esta acción de manera inmediata, seguir todos los protocolos que se nos indican; ejemplos de países que retrasaron esta acción, como Italia, Francia, España y los Estados Unidos, hoy están en una situación preocupante.

 

FUENTES:

  • https://www.sdpnoticias.com/nacional/pan-denuncia-al-gobierno-de-amlo-por-negligencia-por-coronavirus.html
  • https://politica.expansion.mx/mexico/2020/03/03/mexico-esta-preparado-para-enfrentar-el-coronavirus
  • https://www.elnorte.com/aplicacioneslibre/preacceso/articulo/default.aspx?urlredirect=https://www.elnorte.com/viven-dia-normal-pese-a-la-alerta/ar1897541?v=2&referer=–7d616165662f3a3a6262623b70797b7a6761703b767a783a65706670387438747163706761707b767c746638767a7b617c7b60747b38717038657466707a3a7467242d2c2d242026–

 

Previous Cuando el cine se anticipa: 5 películas sobre virus y epidemias que amenazan a la humanidad.
Next Carl Gustav Jung: psicólogo espiritual.

No Comment

Deja un comentario