HOMBRES MALTRATADOS, UNA REALIDAD SILENCIADA.


Hay realidades de las que, al parecer, no interesa hablar, pero esto no significa que no existan. LOS HOMBRES MALTRATADOS EXISTEN.

Antes de hablar de esta realidad, considero necesario hacer algunas puntualizaciones, a mi juicio, esenciales:

  • La violencia de género no existe, digo que no existe simple y llanamente porque la violencia no tiene género. Hay personas –independientemente de su sexo– que resuelven sus conflictos de forma violenta y personas que no, y porque haya algunos hombres violentos no podemos criminalizar a todo el género masculino.
  •  Que no exista la violencia de género no quiere decir que no haya mujeres maltratadas, aunque «No son mujeres maltratadas todas las que denuncian, ni denuncian todas las que son».

El maltrato al que se ve sometida la mujer es, principalmente, físico. Hay un dato objetivo que no podemos obviar, el hombre, en líneas generales, desde un punto de vista físico, es más fuerte que la mujer, por lo tanto, cuando tiene una reacción violenta puede hacer más daño que una mujer y, desgraciadamente, lo hace.

La mujer puede verse sometida a otro tipo de violencia, la psicológica, campo en el que el hombre se suele desenvolver con más torpeza que las mujeres. Por esta razón, la violencia psicológica que el hombre pueda ejercer sobre la mujer es menor que la física.

.

.

Los HOMBRES MALTRATADOS, una realidad silenciada pero existente, analizando los siguientes puntos:

  •  El maltrato al que se ve sometido el hombre es mucho más amplio que el maltrato al que se ve sometida la mujer.
  •  El número de hombres maltratados no es inferior al de mujeres maltratadas, aunque sí es cierto que las mujeres asesinadas superan en cantidad a los hombres.

La primera de las afirmaciones, «El maltrato al que se ve sometido el hombre es mucho más amplio que el maltrato al que se ve sometida la mujer», la hago basándome en que el maltrato al que se ve sometido el hombre no sólo es un maltrato físico o psicológico, sino que es un maltrato a todos los niveles: intrafamiliar o doméstico, institucional, legislativo y judicial.

MALTRATO FÍSICO: 

Es una realidad innegable pero silenciada. En México también mueren hombres a manos de sus mujeres y también hay hombres con lesiones físicas causadas por sus parejas. Sin embargo, estas noticias se silencian, no se les da la misma repercusión mediática como a la muerte de mujeres; es más, hay protocolos de actuación dentro del mundo de los medios de comunicación para tratar uno y otro tema.

Otra de las razones por las que el maltrato al que se ven sometidos los hombres no trasciende es porque los hombres no suelen denunciar, quizás por un mal entendido orgullo y, sobre todo, por el tratamiento que recibe el hombre cuando denuncia.

MALTRATO PSICOLÓGICO:

Es el maltrato principal al que se ve sometido el hombre por parte de la mujer. En este tipo de maltrato, la mujer ocupa una posición muy superior a la del hombre, lo cual tiene su lógica, ya que la mujer es mucho más inteligente que el hombre y, en consecuencia, tiene «más recursos» a la hora de maltratar psicológicamente al varón.

También existe el maltrato institucional al que se ve sometido el hombre, ya que las instituciones no le dan ningún apoyo. Pero es más, para evitar que se hable de hombres maltratados, ni se molestan en hacer estadísticas ni estudios sobre esta realidad y, cuando se hacen, se maquillan.

.

.

EL MALTRATO JUDICIAL: 

Y para terminar, nos encontramos con el que yo llamo MALTRATO JUDICIAL, al que se ven sometidos los hombres por el mero hecho de ser hombres.

Como punto de partida, cuando una mujer denuncia, todos la consideran una víctima que, además, está haciendo lo que tiene que hacer. Cuando el que denuncia es un hombre, en muchos casos es considerado un « … » –pongan ustedes el adjetivo que más les guste–, por denunciar a la madre de sus hijos.

Se ve natural que la mujer denuncie y se defienda, pero no que lo haga el hombre.

Como he dicho al principio, los hombres maltratados existen, esta es una realidad silenciada por distintos intereses, pero que sea visible a la sociedad es RESPONSABILIDAD DE TODOS, empezando en primer lugar por los propios hombres maltratados, quienes, si me permiten la analogía, tienen que salir del armario y denunciar, ya que mientras no se denuncien, estos hechos quedarán silenciados entre cuatro paredes y nada se podrá hacer al respecto.

Previous COMUNIDAD LGBTTI+: JAZZ BUSTAMANTE MANTENDRÁ HUELGA DE HAMBRE Y CONVOCA MANIFESTACIÓN.
Next MONUMENTOS DEL ESTADO DE GUANAJUATO SE PONEN CUBREBOCAS.

No Comment

Deja un comentario