Que corra la tinta


El día de hoy les traigo a otro guanajuatense que pone muy en alto su nombre y el del estado, él es un artista del tatuaje cuyo esfuerzo y preparación constante han sido las claves de su éxito. Les presento a Paulino “Mono” Vergara.

Nacido con orgullo en el Barrio Alto de Guanajuato capital, desde pequeño tuvo una fuerte influencia en el tatuaje pues sus hermanos mayores ya eran tatuadores.

Durante los años 90 siguió nutriendo su interés por el tatuaje en el jardín del cantador, era aquí un denominado punto de encuentro para tatuadores durante el Festival Internacional Cervantino, lo cual le permitía el poder observar una gran diversidad de estilos y artistas del tatuaje.

Después de ver tanta tinta en otras pieles a los 14 años decide realizarse su primer tatuaje, es a partir de este momento que Paulino comienza a frecuentar estudios y tatuadores de su ciudad capital.

Después de tantos años inmerso en la cultura del tatuaje y de su influencia familiar a la edad de 20 años Paulino decide convertirse en artista del tatuaje, lo hace de manera autodidacta pero apoyado por su asistencia a un taller de artes plásticas.

Durante 8 años realiza tatuajes de manera “casera”, practicando y perfeccionando su técnica. En el taller de artes plásticas tiene el primer acercamiento con el realismo, estilo que hasta el día de hoy es su favorito.

Ya por el año 2010 es que Paulino decide abrir su primer estudio de tatuajes llamado “Pintamonos”, es aquí que toma la decisión de dedicarse de tiempo completo y para toda la vida a la tinta.

En el trascurso de los años comienzan a llegar las primeras entrevistas, las colaboraciones con otros tatuadores de estilos similares, las publicaciones en revistas del medio y las primeras invitaciones a las convenciones nacionales y tiempo después internacionales.

Tatuajes sin fronteras

La constancia y dedicación traen consigo los primeros viajes al extranjero para tatuar, Mono ha colaborado con estudios de Sudamérica llevando su arte por todo el continente.

La tinta lo ha llevado a cruzar el charco y llevar su arte a Holanda, Alemania y Noruega. Realizando tatuajes en diversos estudios reconocidos de los países mencionados.

Vemos pues que la carrera de Paulino ha sido larga, ya son 19 años decorando pieles. En la actualidad forma parte del estudio Inknorantes Tattoo, mismo que comparte con su talentoso hijo Josué Vergara quien ya comienza a dar de que hablar dentro del Lettering mexicano.

Como profesional que es se mantiene en constante aprendizaje, por el momento su formación continua de manera particular con el maestro Alejandro Laguna, a quien le expresa un inmenso agradecimiento por permitirle llevar su trabajo a niveles más artísticos.

Actualmente sus influencias abarcan un espectro enorme que van desde músicos, grafiteros, deportistas hasta grandes artistas como Gustav Dore o Caravaggio o bien el tatuaje ruso mismo que es su favorito.

Actualmente Paulino es constantemente invitado para ser parte de jurado en convenciones de tatuajes alrededor del país.

Esto es pues un poco de lo mucho que tiene para ofrecernos este gran artista guanajuatense y amigo que pone muy en alto su nombre y el de su barrio alto.  y como bien dice el Mono “Que corra la tinta”.

  • IG: monovergaratatuajes
  • Fb: Paulino Vergara
  • #: 4736903342

Previous Los mexicanos que SÍ ganan
Next Guanajuato lejos del bienestar animal

No Comment

Deja un comentario