Estudiantes muertos por inseguridad en Guanajuato.


De verdad que se soltó el Chamuco en Guanajuato, ahora intranquilo, a base de pólvora y sangre. Cada día se agrava más la inseguridad y la seguridad se ha descompuesto aceleradamente en los años más recientes. El pasado 2 de octubre miles de estudiantes marcharon en Celaya en contra de la inseguridad, los asesinatos, los asaltos a punta de puñal o de pistola, fueron 2 días de ira por parte de los jóvenes estudiantes, por la falta de resultados de las autoridades municipales, estatales y federales para frenar la ola criminal.

La inseguridad en nuestro estado ha silenciado la voz de casi una decena de estudiantes de secundaria, preparatoria y universidad. Los jóvenes están en peligro, observan y son expuestos a esta ola de violencia, afectándolos directa e indirectamente. Los estan matando por falta de atención de las autoridades, se acomodan y mueren dentro de un ambiente social insano, donde parece que la vuelta de hoja está muy lejana.

Las noticias no mienten, muchos jóvenes han muerto y seguirán muriendo si no se le pone un alto a este terrorismo. El pasado 19 de enero, Thelma Meza estudiante del Tecnológico de Roque, fue una de las víctimas de un ataque a balazos que se registró en el bar “La Shula” donde ella trabajaba para solventar sus estudios.

Imagina la impotencia y desesperanza de los padres cuando se enteren de que su hijo jamás volverá, ¿qué será de ellos?. La situación encrudece y el miedo se hace más presente. Solo me queda preguntarme, ¿cuántos más serán víctimas antes de que se tomen acciones sobre este tipo de acontecimientos?

El asesinato de Gabriel Luna estudiante del Tecnológico de Celaya, quien fue atacado por asaltantes hiriéndolo en el hígado mientras esperaba el camión para dirigirse a su casa; fue lo que detonó estas manifestaciones, unió a los planteles, a los estudiantes de toda la ciudad para protestar y exigir seguridad.

Los reclamos son dirigidos hacia la alcaldesa Panista Elvira Paniagua, a quienes los estudiantes responsabilizan del fracaso en las estrategias de seguridad y vigilancia por parte de la policía municipal y también de las corporaciones estatales, tanto en los alrededores de los centros educativos como de toda la ciudad de Celaya.

Todos estos actos de violencia truncan el desarrollo, sueños y aspiraciones de nuestros jóvenes.

Pero parece que en Celaya las protestas se pagan con sangre, pues cuando los propietarios de tortillerías se manifestaron frente al edificio del ayuntamiento precisamente por la inseguridad, la violencia y la extorsión, resultó que horas más tarde criminales mataron a 3 empleadas de una tortillería.

Balas perdidas dan la vuelta por la ciudad, falta de policías, un fatal control de gobierno, ciudad abandonada, personas inconscientes, nuestro Guanajuato se convirtió en el traspatio de los estados que albergan a los principales grupos criminales y el gobierno panista sigue negándolo todo.

 

FUENTES:

  • http://asisucedeleon.mx/thelma-estudiante-del-tec-de-roque-una-de-las-victimas-en-ataque-a-bar/?fbclid=IwAR2fvii6bIP3WRcImlScjSCv2SmjyK8bBsGouONVdyglbjGiFpRWvAYyPc4
  • https://www.elsoldeleon.com.mx/local/jovenes-estudiantes-asesinados-en-guanajuato-4536698.html
  • https://www.elsiglodetorreon.com.mx/noticia/1632425.violencia-afecta-ahora-a-guanajuato.html
Previous Guanajuato se hundió en la violencia.
Next Blue Monday, el día más triste del año.

No Comment

Deja un comentario